¿Cuál es el origen de la película They live (Están vivos) de 1988?

they live estan vivos pelicula

No sé si eres como yo, pero siempre que veo una película que me hace reflexionar acerca de la realidad, me obsesiono un poco y me pongo a darle vueltas a todo. Eso me pasa con They live (1988) de John Carpenter. Otra de las películas que descubrí por casualidad por televisión cuando no había internet. Sí, tengo ya unos cuantos años a mis espaldas.

¿Y qué pasa con They live o Están vivos? Pues que para mí tiene una de las mejores historias sobre ciencia ficción y crítica social, política y económica. Y además de lo anterior, si te gustan las conspiraciones o el mundo extraterrestre, te hace reflexionar sobre si vivimos en un mundo invadido por seres como los que salen en esta película.

Buscando películas o libros parecidos a They live

Siempre que me gusta una película y me obsesiono con ella, busco si tiene otras versiones o remakes y, si tiene segundas partes o terceras, mucho mejor. En este caso, por desgracia, esta obra es única. Lo bueno es que John Carpenter se basó en un relato corto de Ray Nelson llamado Eight o’Clock in the Morning (1963) que escribió para la revista The Magazine of Fantasy & Science Fiction. Años después (en el 86) ese mismo relato fue adaptado al cómic y llevó el nombre de Nada, el apellido del protagonista, aunque en el libro era George Nada y en la película es John Nada. No sé si Carpenter ya tenía el relato en mente, pero parece ser que fue a partir de ese cómic cuando se inspiró y decidió hacer un largometraje con esa idea original. Porque la película cuenta muchísimo más que esa historia corta. Y encima agregan el genial invento de las gafas de sol con las que se puede ver la realidad tal y como es: repleta de carteles con mensajes subliminales y extraterrestres por doquier.

they live pelicula estan vivos
El comienzo del cómic Nada (1986)

Sí, como vemos, el protagonista de repente comienza a ver los famosos carteles de trabaja 8 horas, juega 8 horas y duerme 8 horas, cásate y reprodúcete, etc. Así sin más. Y más tarde, como si esos poderes establecidos se hubiesen dado cuenta de ello, le hacen una llamada y le dicen que al día siguiente a las ocho de la mañana, morirá. Lo mismo que nos cuentan en el relato y por eso se llama así.

¿Cómo comienza el relato del que se inspiró Están vivos?

Al final del espectáculo, el hipnotizador les dijo a los hipnotizados: «Despertad».

Algo extraordinario sucedió.

Uno de los hipnotizados despertó del todo. Esto nunca había sucedido antes. Su nombre era George Nada y parpadeó entre el mar de caras en el teatro, al principio sin ser consciente de nada fuera de lo habitual. Entonces observó, moteadas aquí y allá en la multitud, las caras no humanas, las caras de los fascinadores. Habían estado allí todo el tiempo, claro, pero sólo George estaba realmente despierto, así sólo George les reconoció por lo que eran. Lo entendió todo en un instante, incluyendo el hecho de que si él iba a dar alguna señal al exterior, los fascinadores inmediatamente le ordenarían regresar a su estado anterior, y él obedecería.

Eight o’Clock in the Morning, Ray Nelson.

Si quieres leer el relato entero en castellano traducido por el autor de la web Qbitácora, pulsa aquí.

John Nada viendo a uno de los aliens.

Este es un ejemplo claro de una buena adaptación al cine. De algo muy corto, se hace una película con muchos más detalles y personajes. El gran error es cuando se adapta una novela, ahí vienen los problemas, las invenciones y los recortes innecesarios. ¿Pero un relato? Genial, porque es crear inspirándose en algo que era breve. Eight o’Clock in the Morning podría haber sido un cortometraje, pero al ser película, se puede profundizar y perfeccionar mucho más la idea original de Ray Nelson.

¿Dónde se puede conseguir el relato o el cómic de They live?

Aquí viene lo negativo, ya que, aunque busques y busques, solo lo podrás ver colgado en algún blog de internet. Tanto en castellano como en inglés. Y el cómic, más de lo mismo, al menos en España. Solo lo he encontrado en una página escaneado en buena calidad, pulsa aquí.

Cuando me gusta algo mucho me encanta tenerlo original porque poseo una vena coleccionista leve, pero en este caso tendré que esperar a que algún día lo editen todo como es debido. De momento me conformo con haber conseguido la versión oficial de la película They live o Están vivos y en blu-ray. Y me ha costado, ya que en España la única versión que había era de una empresa que se dedica a copiar películas en dvd o blu-ray sin licencia (no pagan los derechos de explotación correspondientes de las películas) y los discos no están prensados, o sea, que no poseen una capa que es la que otorga durabilidad y un estándar de calidad. Estuve esperando años y años hasta que por fin, al buscar en Amazon la película Están vivos, me apareció una distribuida por Studiocanal y Divisa Home Video. Y, dicho y hecho, directa al carro que se fue.

Aquí estoy yo posando con mi copia de Están vivos.

Pulsa aquí para hacerte con la película.

¿Y eso es todo?

En otra ocasión te hablaré de otra de mis películas favoritas. ¿Quieres saber cuál es? La invasión de los ultracuerpos (1978) (o La invasión de los ladrones de cuerpos). En ese caso sí tuve más suerte y conseguí tanto la película como la novela original. Pero eso es otra historia y debe ser contada en otra ocasión 😉

¿Te ha gustado este repaso por They live, su relato e incluso su cómic? ¡Déjame un comentario!

Nada más, un placer y, como siempre, te recuerdo que si te gustan estas publicaciones te suscribas vía mail o pongas esta web en favoritos, ya que siempre hablo de estos temas y muchos más.

Que tengas un oscuro y fantástico día y nos vemos en siguientes publicaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *