Lo mejor de La invasión de los ladrones de cuerpos (libro y películas)

Lo mejor de La invasión de los ladrones de cuerpos (libro y película)

Una cosa es que unos extraterrestres feos planten sus platillos volantes en la Tierra y nos invadan y otra muy distinta es que lo hagan de forma silenciosa, sin que nadie se de cuenta de ello. Eso mismo ocurre en La invasión de los ladrones de cuerpos o La invasión de los ultracuerpos (depende del país y de la versión de la película). Hoy hablaremos de las películas, pero también de su increíble novela. Porque si te gustaron las películas o, como a mí, te encantó, te obsesionó La invasión de los ladrones de cuerpos del año 1978, el libro te va a enloquecer (para bien).

¿Cómo va todo? Ya ves, yo por aquí de nuevo para hablarte de una de las películas y novela que más me gustan (y supongo que a ti también, ya que por eso estás leyendo estas líneas). Y te tengo que ser sincero, la novela la compré hace poco y me la he leído despacio, disfrutando de cada uno de sus capítulos. Pero primero hagamos un repaso por las películas…

¿Cuántas películas o versiones hay de La invasión de los ladrones de cuerpos?

Nada más y nada menos que cuatro (al menos oficiales o mínimamente decentes). Para empezar tenemos la primera de todas, la del año 1956, llamada La invasión de los ladrones de cuerpos o La invasión de los usurpadores de cuerpos. Ya sabemos que depende de en qué país nos encontremos, le pondrán un nombre u otro por tema de derechos (o porque les suena mejor). Fue dirigida por Don Siegel y protagonizada por Kevin McCarthy y Dana Wynter.

La invasión de los ladrones de cuerpos
Así comenzó todo. Póster al más puro estilo años 50.

La versión de los años cincuenta se basó directamente en la novela, aunque no está a la altura porque no contiene tantos detalles ni escenas importantes, porque cambian el final y porque para reflejar este tipo de historias creo que es necesario tener ciertos medios (como los tuvo la de los setenta). La acción transcurre en un pequeño pueblo de California.

En esta película se ven las famosas vainas colocadas en sótanos o lugares ocultos, listas para poder cambiar y duplicar a los seres humanos. Los protagonistas (los mismos que aparecen en la novela), tendrán que ver cómo escapan de toda esa invasión extraterrestre y cómo se enfrentan a una nueva realidad de la noche a la mañana.

Cartel publicitario de La invasión de los ladrones de cuerpos (1956).

En este caso, como en los años cincuenta había una fiebre anticomunista muy fuerte, podemos interpretar a los extraterrestres como nuestros vecinos comunistas que se mueven en las sombras y poco a poco se van haciendo con la sociedad y su forma de pensar. Porque recordemos que esos seres, una vez duplican a las personas, se vuelven solitarios, extraños y prácticamente no les hace falta nada, ni siquiera consumen nada y la ciudad donde están poco a poco se va apagando y volviendo desierta. Y encima tampoco procrean haciendo el amor (ni tienen la necesidad de hacerlo) ya que su forma de reproducirse es en la tierra, mediante semillas y vainas. Los seres humanos son como la última forma que adoptan antes de morir.

La mejor versión de La invasión de los ladrones de cuerpos

Sí, hablamos de la del año 1978 y que mencioné al principio de este post. En este caso añaden una escena inicial donde se ve que unos seres diminutos, como en forma de esporas, se marchan de su planeta y poco a poco llegan a la Tierra. Una vez ahí, invaden unas flores y les dan otro aspecto y, más tarde, esas mismas flores son colocadas en las distintas casas de la gente. ¿Y qué ocurre cuando te vas a dormir y una de esas flores o plantas está dentro de tu casa? Que poco a poco va creando una copia de ti hasta que tú te desvaneces y te conviertes en pelusa y polvo.

La invasión de los ladrones de cuerpos
Se basaron en el diseño del póster de la película original, pero añadieron las raíces de las vainas, remarcando bien que esa cosa viene del espacio exterior. Y en vez de ser dos personas, añaden a los otros dos personajes secundarios que también tienen su peso importante en la historia.

En esta película de Philip Kaufman, se muestra perfectamente el proceso de cambio de planta a copia, con multitud de detalles y una banda sonora de Denny Zeitlin para enmarcar. Dale al play y disfruta de ella.

Todo casa a la perfección y se añaden o modifican varios aspectos de la novela o la película de los años cincuenta. Porque en este caso todo ocurre en los setenta y el protagonista en vez de ser doctor es inspector de sanidad. El lugar es San Francisco, una gran urbe, nada que ver con el pequeño pueblo (o pequeña ciudad, pero no sé, para mí es más pueblo) donde ocurría todo en la primera película o la novela.

La invasión de los ladrones de cuerpos
Portada de la versión especial en DVD (que es la que tengo, por supuesto). Me encanta. Gloriosa, sublime. Actualmente hay otra (pulsa aquí) que no tiene la misma portada y viene con menos extras. Pero bueno, al menos en un solo pack tenemos la edición en DVD Y blu-ray.

En cuanto a los actores, el listón está alto ya que aparece un joven Donald Sutherland, que borda el papel, junto a un jovencísimo Jeff Goldblum. Otro actor destacable es Leonard Nimoy, que hace del doctor amigo del protagonista. Si no te suena Leonard Nimoy, que sepas que encarnó al memorable Spock de Stark Trek.

En este caso la lectura anticomunista se pierde para dar paso al terror más puro, el psicológico, el de huir de un lugar a otro, como si fuésemos niños huyendo del coco o de un monstruo con mil y una formas. Porque la paranoia se adueña de tu mente y piensas que cualquier persona puede ser una copia, cualquiera te puede delatar y señalar. Y lo peor de todo (o mejor) es que se añade el clásico grito salido de las gargantas o de las profundidades de los seres copiados. Terrorífico e increíble a la vez.

La invasión de los ladrones de cuerpos
Portada de otra versión de la película del 78 en DVD. Brutal cómo refleja perfectamente el concepto de la película.

Como curiosidad te cuento que el protagonista de la película del 56 hace un breve cameo en una de las escenas del principio. Y encima actúa de forma similar a como lo hizo al final de su película. Eso sí, aquí aparece con varios años de más.

Kevin McCarthy haciendo su cameo en la peli de los setenta.

Podría estar horas y horas hablando de esta película, pero si la has visto supongo que sabrás a qué me refiero. Y si no la ha has visto… ¡Corre ya mismo a hacerlo!

Las dos últimas versiones de La invasión de los ladrones de cuerpos

En los años 90 nos llegó la llamada Secuestradores de cuerpos o Usurpadores de cuerpos (Body Snatchers, 1993, Abel Ferrara). No es una mala versión, aunque se distancia de las originales y de la novela. También se nota que había menos presupuesto y lo redujeron todo a una base militar y algunos exteriores cercanos a la misma.

La invasión de los ladrones de cuerpos
Tengo que reconocer que es un gran póster.

En este caso Steve Malone, un agente de la Agencia de Protección Ambiental, es enviado a una base militar en Alabama para probar los posibles efectos en el sistema ecológico circundante causados por acciones militares. Con él está su hija adolescente de su primer matrimonio, Marti, su segunda esposa Carol y el medio hermano de Marti, Andy. Esta vez los protagonistas o secundarios son una familia al completo.

La familia protagonista de Body snatchers, 1993.

Al menos aquí se mantiene el alarido de los invasores de cuerpos y vuelven a aparecer las vainas grandes en vez de las flores que vimos en la versión de los setenta.

El suspense y el terror se manejan bien, aunque todo tiene un aire a telefilme o película de sobremesa. De todas formas, si te gusta el universo de los ladrones de cuerpos es obligatorio su visionado. Es entretenida y tiene momentos memorables, incluido el final. No voy a hacer spoilers. No, no los esperes 😉

La peor versión de todas: Invasión (2007, Oliver Hirschbiegel)

Aquí lo justifican todo metiendo un trasbordador espacial de por medio. Cuando este explota y sus restos caen sobre la Tierra, personas de distintas procedencias comienzan a recoger los restos para venderlos por internet o quedárselos como recuerdo. El problema es que esos restos están contaminados con una especie de hongo del espacio que es capaz de duplicar a las personas. Así como es como comienza Invasión, protagonizada por Nicole Kidman y Daniel Craig (el moderno James Bond).

La peor portada de todas con diferencia. Aquí lo único que destacan es el rostro de Kidman y Craig, que son los que venden la película. Lo demás da igual.

En esta versión se eliminan los gritos o alaridos que se habían introducido en la película de los setenta y la de los noventa y, tras ver este remake, te quedas con una sensación fría, como que desaprovecharon la última oportunidad para crear algo nuevo desde la genial novela (y con presupuesto). Pero bueno, es lo que ha ocurrido y ocurre desde el año 2000 en adelante con muchísimas otras producciones. Poca creatividad y mucho meter actores famosos para que vendan la película por sí sola. Y no, eso no es suficiente.

En Invasión, en vez de ser un hombre, la protagonista es una mujer (Nicole Kidman) con el apellido Bennell, el mismo que tenía el de la novela y primera y segunda película. Justamente su ex es el director de los CDC (Centros para el Control y Prevención de Enfermedades) y claro, al ser de los primeros infectados, aprovecha su cargo para expandir la enfermedad por todo. Pero aquí no hay plantas ni vainas, todo se reduce a un hongo espacial que te infecta a través del aire y se introduce en tu cerebro. Al hacerlo, tienes unos síntomas parecidos a la gripe común y por eso nadie sospecha que puedas estar infectado con un hongo espacial. Lo que sí tiene en común con el resto de versiones de La invasión de los ladrones de cuerpos es que cuando duermes modifica tu cerebro y te conviertes en una persona distinta (pero aquí no hay copia). Eso sí, aquí añaden el hecho de que algunas personas son inmunes a ese hongo. Y no voy a seguir hablando, porque prometí no hacer spoilers, ni siquiera de esta versión tan floja.

Sinceramente, creo que la gracia, además de la paranoia y desconfianza que refleja el hecho de que tus seres queridos o conocidos puedan ser copias extraterrestres, está en el tema de las vainas o las plantas con sus raíces y el aspecto de las copias extraterrestres. Aquí quitan todo eso e intentan modernizarlo o darle un punto de vista científico, pero pasa sin pena ni gloria.

Eso sí, en esta película vemos una conexión o un guiño a la del 78 ya que aparece de forma breve la actriz Veronica A. Cartwright. En la de los setenta hacía de pareja del personaje de Jeff Goldblum.

¿Te suena esta actriz? Sí, por supuesto, entre otras tantas películas de género fantástico que hizo, seguro que viste Alien (Ridley Scott, 1979). Pues sí, es ella misma.

¿Cuál es la última película sobre los ladrones de cuerpos que se ha hecho?

Mientras escribía este post he dado con una peli del 2019 llamada Assimilate (La invasión), dirigida por John Murlowski. Por lo que se ve, es una versión adolescente y bastante pésima, inspirada en La invasión de los ladrones de cuerpos.

Assimilate (La invasión)
No te lo pierdas: del productor ejecutivo de Independence day y 300. Como si un productor ejecutivo pudiese asegurar la calidad de una obra.

Aquí en vez de ser adultos, los protagonistas son tres adolescentes que graban vídeos para su canal de Youtube. Un buen día caen del espacio (cómo no) unos organismos extraterrestres y estos poco a poco van creciendo y convirtiéndose en una especie de roedor-araña. Lo siguiente que hacen esos seres es morder a sus víctimas, consiguiendo su ADN y yéndose a dormir para convertirse en un capullo y poder crear una réplica exacta del humano al que han mordido. A diferencia de las versiones originales de la película, aquí el clon tiene que buscar a su original y destruirlo para ocupar su puesto.

En fin, hay ladrones de cuerpos para todos los gustos, oiga. Pero las versiones modernas son más bien tirando a patéticas (por no decir otra cosa).

¿Qué tal es la novela de La invasión de los ladrones de cuerpos?

Su nombre original es The body snatchers y se publicó en 1955, un año antes de que se hiciese la primera película. Está escrita por Jack Finney, autor especializado en ciencia ficción y thriller.

Sinceramente, si te gustó la primera o la segunda película (e incluso la tercera), la novela te va a encantar. Es como vivir todo ese mundo en primera persona, con mil y un detalles y donde la desconfianza y la paranoia alcanzan límites insospechados. Cada capítulo está muy bien pensado y no hay nada que sobre. Además que la novela solo tiene 200 páginas, va al grano desde el principio y te introduce a los personajes con sus dudas, sus sentimientos y sus trabajos hasta que todo estalla y tienen que decidir qué hacer. Porque no es fácil marcharse del lugar donde has pasado toda tu vida.

La invasión de los ladrones de cuerpos
Esta es la edición que tengo yo de la novela. Me gusta la cubierta, aunque me sobra el texto diciendo que la película Invasión (2007) se basó en este libro, como si fuese un peliculón. Eso sí, lo arreglan colocando en la contracubierta una cita de Stephen King acerca del libro: «La paranoia alcanza su grado máximo». Y en la solapa izquierda, otra frase de King: «Una sola novela le bastó a Finney para sentar las bases de lo que llamamos la moderna novela de terror». Y tiene toda la razón.

Como se escribió en los años 50, todo está ambientado en esa época y se reflejan las costumbres que tenían por entonces, pero yo inevitablemente me imagino a los personajes de la peli de los setenta en vez de a los de los cincuenta. Será porque mi favorita es la otra y porque para mí todo encaja así como está reflejado. Aunque la novela le da mil vueltas a las versiones cinematográficas. Sé que es típico decirlo, pero es así: si quieres una versión extendida y detallada de la película de los 50 o 70, la novela te fascinará, te dejará sin aliento y no querrás que se acabe la lectura. La pena es que cuando llegas al final, quedan muchas dudas por resolver. Es un final un poco abierto que se presta a fantasear con lo ocurrido en el pueblo (o pequeña ciudad) de Santa Mira. ¿Ganan o pierden los humanos? Por suerte recordé el principio del libro y me fui directamente a él y sí, ahí mismo, en el primer párrafo del primer capítulo, aclaran lo siguiente:

Advierto que la historia que se disponen a leer está llena de cabos sueltos y preguntas que no serán respondidas. Tampoco encontrarán un desenlace al uso, donde todo deba quedar resuelto y explicado satisfactoriamente. Al menos, no lo encontrarán en mí. Pues no puedo decir que sepa qué ha ocurrido exactamente, o por qué, ni siquiera cómo empezó, cómo acabó, o si ya ha acabado; y yo estuve en medio de todo.

Invasión, los ladrones de cuerpos. Jack Finney.

Como quiero ser totalmente objetivo, solo puedo decir que para mí el mejor final en el universo de La invasión de los ladrones de cuerpos es el que nos ofrece la película del 78. De hecho, está considerado uno de los finales más impactantes o terroríficos de la historia del cine y por algo es así. No puedo contarte qué ocurre porque eso sería un spoiler de campeonato, pero en su momento me dejó boquiabierto y eso que solo tenía unos doce años (creo) cuando lo vi por primera vez.

Acerca del final de la novela

Pero volviendo al libro, al menos a la edición que tengo yo, cuando acabas la novela hay un breve ensayo de Lorenzo Luengo, el traductor de la novela. Si piensas sobre si leer o no esas últimas páginas, te puedo decir que sí, que vale totalmente la pena ya que habla sobre un supuesto caso real ocurrido en los años 20 de una señora que decía su marido no era su marido y además te habla de paralelismos y sucesos ocurridos mientras estrenaban las correspondientes películas de los ladrones de cuerpos, relacinados con escritores famosos (entre ellos, el mismo Stephen King).

Una edición de 10. En mi caso encargué el libro en Agapea, una librería que tiene varias tiendas en España y también se puede comprar online. A veces compro los libros en Amazon, pero sinceramente, también me gusta apoyar a las librerías físicas.

¿Y para ti cuál es la mejor película de La invasión de los ladrones de cuerpos o La invasión de los ultracuerpos? ¿Has leído la novela? ¿Qué te parece? ¡Espero tus comentarios!

Nada más, un placer y, como siempre, te recuerdo que si te gustan estas publicaciones te suscribas vía mail o pongas esta web en favoritos, ya que siempre hablo de estos temas y muchos más.

Que tengas un oscuro y fantástico día y nos vemos en siguientes publicaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *